Todo lo que hay que saber sobre los delitos de alcoholemia
salud

Todo lo que hay que saber sobre los delitos de alcoholemia

Los delitos de alcoholemia están tipificados en el Código Penal. Y en caso de estar envueltos en un delito de estas características, es importante acudir a un abogado profesional que pueda asesorar y representar a la persona en caso de ser necesario.

En los últimos años, los controles de alcoholemia se han convertido en algo común, aun así todavía nos encontramos con circunstancias que llevan a denunciar a una persona debido a que la tasa de alcohol en su organismo supera lo que la ley indica.

Todos somos conscientes de que beber y conducir son dos cosas que nunca deberían producirse. Estos casos pueden llevar a terribles consecuencias que muchas veces, en los anuncios de la televisión, se han representado de manera muy realista para hacer recapacitar a aquellos que tienen esta tendencia.

A pesar de todo, si en algún momento alguien se encuentra en esta desagradable situación, desde la web https://www.catala-reinon.es/despacho-abogados-madrid, despacho de abogados profesionales, nos explican todo lo que se necesita saber sobre este tipo de delitos y sus consecuencias.

Cuando estamos hablando de un delito de alcoholemia

Lo primero que debemos saber es cuando nos estamos enfrentando a un delito de alcoholemia. En este sentido tenemos que conocer lo que el Código Penal reconoce como delito.

Aquí nos podemos encontrar con dos vertientes:

  • Es delito cuando la tasa de alcohol supera los 0,60 miligramos por litro en aire o 1,2 gramos por litro en sangre.
  • También se van a enfrentar a una actuación penal en caso de que la tasa no supere los 0,25 en aire o los 0,6 en sangre si ha provocado un accidente.

En ambas circunstancias la persona puede ser juzgada por un delito de conducción bajo la influencia del alcohol y también como temeridad.

Pasos a seguir ante un delito de alcoholemia

Para demostrar el delito de alcoholemia, lo primero que la Policía hace es utilizar los controles de carreteras en los que se realizan las famosas pruebas de soplar en un aparato.

Aquellos que son parados por los agentes deben cooperar y hacerse la prueba, de lo contrario también estarían incurriendo en delito de desobediencia que, en caso de dar positivo en la prueba, se añadiría a la lista de presuntos delitos cometidos.

Si la prueba de alcoholemia da positivo y en caso de no estar envueltos en ningún accidente, los agentes de seguridad procederán a informar de que la persona deberá presentarse a un juicio rápido.

La necesidad de contar con un abogado

El delito por alcoholemia no es algo sin importancia, y es que coger un coche con una tasa de alcohol superior a la permitida, puede causar graves daños a uno mismo y a terceros.

Aun así, si el delito es debido a dar positivo, pero no se está involucrado en un accidente o en caso de negarse a realizar la prueba de alcoholemia, los trámites pasan por ir a un juicio rápido donde se aplicará la pena que sea crea conveniente.

Para acudir a este tipo de juicios, lo mejor es acudir a un abogado especializado en delitos de alcoholemia, que pueda asesorar al cliente.

Es evidente que si hay pruebas de que no hay fallos en el positivo, el abogado especialista aconsejará a su defendido a que acepte la multa impuesta.

Pero ante cualquier delito, incluido el de alcoholemia, lo mejor es tener un abogado profesional que pueda representar a la persona y aconsejar sobre las opciones.