Ventajas y aplicaciones del microcemento: el nuevo material de diseño
arte-y-diseño

Ventajas y aplicaciones del microcemento: el nuevo material de diseño

El microcemento ha ido ganando popularidad hasta convertirse en el material de elección para la rehabilitación de viviendas y comercios o edificios comunitarios. Su composición a base de cemento, resina y pigmentos lo hace versátil y se puede utilizar en una gran variedad de superficies.

Ya sea en paredes, suelos, baños, muebles, en piscinas y exteriores, este material es ideal para crear ambientes interiores y exteriores continuos. Esta es una de las grandes virtudes más apreciadas en el sector de la decoración o el diseño de interiores, aunque la lista de beneficios es bastante larga. Prueba de ello es la aparición de empresas como Topciment, fabricantes especialistas en este tipo de material de construcción.

Las ventajas del microcemento en la reforma de suelos

El microcemento es un revestimiento cuya composición está basada en resinas al agua, aditivos de cemento y pigmentos minerales. El resultado es un material altamente adhesivo que se puede aplicar tanto en superficies horizontales como verticales. Una de sus principales ventajas es que se puede colocar directamente sobre los materiales existentes: mármol, baldosa, terrazo, pladur o yeso, etc. Pero tiene más ventajas:

Fácil de limpiar y sin juntas

Este tipo de material se puede aplicar sin juntas de dilatación, dando como resultado una superficie elegante y con muchas posibilidades. Por ello, la limpieza y mantenimiento del pavimento es muy sencillo y cómodo. Solo necesitas usar jabón con pH neutro para que quede perfecto. Una ausencia de juntas gracias a la que se crea una superficie continua digna de admirar.

Es impermeable

Su impermeabilidad lo convierte en un material ideal para baños y cocinas, y por supuesto para exteriores. Este revestimiento resiste la humedad ambiental y es ideal para suelos dentro y fuera del hogar.

Sin reformas

Una de sus grandes ventajas es que requiere poco trabajo y tiene solo 3 mm de espesor, lo que permite una rápida adaptación al espacio. Por tanto, es un revestimiento vanguardista sin juntas, apto para espacios exteriores e interiores. Este revestimiento continuo se puede aplicar de forma sencilla en escaleras, techos, paredes, suelos, piscinas e, incluso, muebles. Por su versatilidad, se ha convertido en el mejor material para todo tipo de reformas, ya sea en viviendas particulares, locales comerciales o incluso naves industriales. Su poco grosor no afecta a la carga estructural del soporte.

Diversidad de colores

Lo puedes conseguir en una variedad de colores, desde tonos suaves, grises, verdes, azules o colores tierras, hasta colores más intensos como amarillos, marrones o negros. En este sentido, hay que tener en cuenta que la intensidad del color puede verse afectada o modificarse en función del barniz utilizado para su acabado.

Larga duración y fuerte resistencia

Aunque pueda parecer lo contrario, los suelos de microcemento poseen muy buenas resistencias mecánicas y químicas. Un material muy duradero y que no fisura ni se raya con facilidad, siempre y cuando el producto sea de calidad y aplicado por un profesional experimentado.

Estético

El hecho de aplicarlo de forma tradicional proporciona un acabado único y exclusivo que los interioristas valoran mucho. Además, no se agrieta ni deteriora, por lo que su aplicación no es nada complicada.

Superficies sobre las que se puede aplicar microcemento

Este material se puede utilizar en suelos y paredes, así como en escaleras y piscinas, es muy decorativo y funcional en baños, cocinas e, incluso, en cualquier estancia del hogar. Su facilidad de uso, junto con los beneficios enumerados anteriormente, lo convierten en un recurso muy solicitado por los diseñadores de interiores. Además, se pueden conseguir acabados muy bonitos, aportando modernidad y originalidad a la estancia.

Con el microcemento se puede conseguir un resultado muy estético, con un tacto suave y único, nada que envidiar a las mejores baldosas o pinturas utilizadas tradicionalmente. Además, es un recubrimiento muy duro y está disponible en diferentes granulometrías, según el acabado que quieras lograr. En cuanto a su composición, puede ser microcemento monocomponente, bicomponente, microcemento de resina epoxi y microcemento listo para usar.