Como calmar el dolor de ciatico
salud

Como calmar el dolor de ciatico

Estiramientos para el dolor de ciática

Si estás luchando contra el dolor de ciática (radiculopatía lumbar), no estás solo. Se trata de una afección que puede agudizarse rápidamente, pero una vez que entiendas lo que es y lo que puedes hacer para librarte de la ciática, estarás de nuevo en el camino de la recuperación.
El nervio ciático es el más largo del cuerpo: va desde la parte baja de la espalda, pasando por la pelvis y bajando por la parte posterior de cada pierna. Los síntomas varían y son de diversa gravedad, pero si el nervio ciático está suprimido o irritado, puede experimentar dolor de espalda, así como punzadas, ardor o disparos en un lado del cuerpo, que pueden sentirse en las nalgas, las piernas o los pies, y los síntomas pueden empeorar al toser, estornudar o moverse.
Las causas son diversas, pero la más común es la hernia discal, seguida de la estenosis espinal, la espondilolistesis o incluso una lesión de espalda. El riesgo de padecer ciática también puede aumentar con la edad, o si levanta objetos pesados con regularidad o hace un esfuerzo excesivo con la espalda. Lo mejor es acudir a su médico de cabecera para averiguar la causa exacta.

La mejor crema para el dolor de ciática

El dolor de ciática está causado por una irritación, inflamación, pellizco o compresión de un nervio en la parte baja de la espalda. La causa más común es una hernia discal o una hernia de disco que provoca una presión sobre la raíz nerviosa. La mayoría de las personas con ciática mejoran por sí solas con el tiempo y con tratamientos de autocuidado.
La ciática es un dolor nervioso provocado por una lesión o irritación del nervio ciático, que se origina en la zona de los glúteos. El nervio ciático es el más largo y grueso (casi el ancho de un dedo) del cuerpo. En realidad, está formado por cinco raíces nerviosas: dos de la región inferior de la espalda, llamada columna lumbar, y tres de la sección final de la columna, llamada sacro. Las cinco raíces nerviosas se unen para formar un nervio ciático derecho y otro izquierdo. En cada lado del cuerpo, un nervio ciático recorre las caderas, las nalgas y baja por una pierna, terminando justo debajo de la rodilla. El nervio ciático se ramifica luego en otros nervios, que continúan bajando por la pierna hasta el pie y los dedos.
La verdadera lesión del nervio ciático “ciática” es realmente rara, pero el término “ciática” se utiliza comúnmente para describir cualquier dolor que se origina en la parte baja de la espalda y se irradia hacia la pierna. Lo que este dolor tiene en común es una lesión en un nervio: una irritación, inflamación, pellizco o compresión de un nervio en la parte baja de la espalda.

Ejercicios para aliviar el dolor de ciática

El dolor constante o las molestias intermitentes de la ciática pueden ir desde una sensación de calor y humedad en el muslo hasta un dolor punzante y abrasador a lo largo de la pierna. Los síntomas pueden aparecer en cualquier momento, por lo que es una buena idea contar con un plan de tratamiento.
Asegúrese de seguir las instrucciones del envase para evitar daños en la piel y los tejidos. La envoltura térmica puede llevarse bajo la ropa y suele adherirse directamente a la piel. Puedes utilizar este tratamiento cómodamente en casa o en el trabajo durante un brote de ciática.
Los ejercicios de estiramiento y fortalecimiento pueden ayudar a aliviar la tensión en la zona lumbar. El ejercicio también favorece la curación de los tejidos blandos, mejora el funcionamiento del sistema nervioso y puede disminuir la sensibilidad al dolor.1 Los ejercicios para la ciática incluyen técnicas que ayudan a aliviar la presión sobre las raíces del nervio ciático y a fortalecer la parte inferior de la columna vertebral, el abdomen y las piernas.
El uso de la terapia de infrarrojos o de calor antes de un ejercicio ayuda a calentar y aflojar la rigidez de los tejidos. Puedes utilizar una bolsa de hielo después del ejercicio para tratar cualquier dolor o molestia. Se pueden hacer estiramientos sencillos en casa o en la oficina cuando se tienen síntomas de ciática recurrentes o que se agudizan. Haz siempre ejercicio dentro de los límites tolerables y empieza con 2 ó 3 repeticiones, subiendo poco a poco a 5.

Alivio de la ciática en 8 minutos

Caminar es un método sorprendentemente eficaz para aliviar el dolor de ciática, ya que caminar regularmente estimula la liberación de endorfinas que combaten el dolor y reduce la inflamación. Por otro lado, una mala postura al caminar puede agravar los síntomas de la ciática.1
Una postura incorrecta al caminar puede comprimir los discos lumbares2 e irritar el nervio ciático. En general, hay que tener en cuenta el contacto inicial del pie, la longitud de la zancada y la velocidad de la marcha para evitar el dolor de ciática.
La participación activa de los músculos abdominales protege las raíces del nervio ciático al minimizar la presión sobre la columna vertebral. El estrés y la fatiga de estos músculos aumentan considerablemente cuando se camina de forma incorrecta.2 Un núcleo débil, a su vez, puede causar más dolor de espalda y agravar los síntomas de la ciática.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad