La teoria de la seleccion natural
informatica

La teoria de la seleccion natural

Qué es la selección natural en biología

La cría selectiva (también llamada selección artificial) es el proceso mediante el cual los seres humanos utilizan la cría de animales y la cría de plantas para desarrollar selectivamente determinados rasgos fenotípicos (características) eligiendo qué machos y hembras, típicamente animales o vegetales, se reproducirán sexualmente y tendrán descendencia juntos. Los animales domesticados se conocen como razas, normalmente criadas por un criador profesional, mientras que las plantas domesticadas se conocen como variedades, cultigos, cultivares o razas[1] Dos animales de raza pura de diferentes razas producen un cruce, y las plantas cruzadas se llaman híbridos. Las flores, las hortalizas y los árboles frutales pueden ser criados por aficionados y por profesionales comerciales o no comerciales: los principales cultivos suelen ser de procedencia de los profesionales.
En la cría de animales se utilizan técnicas como la endogamia, la cría en línea y el cruce. En la cría de plantas, se utilizan métodos similares. Charles Darwin analizó el éxito de la cría selectiva para producir cambios a lo largo del tiempo en su libro de 1859, Sobre el origen de las especies. En su primer capítulo habla de la cría selectiva y la domesticación de animales como las palomas, los gatos, el ganado y los perros. Darwin utilizó la selección artificial como trampolín para introducir y apoyar la teoría de la selección natural[2].

Ver más

En la selección natural, la selección negativa[1] o selección purificadora es la eliminación selectiva de alelos que son deletéreos. Esto puede dar lugar a una selección estabilizadora mediante la purga de polimorfismos genéticos deletéreos que surgen a través de mutaciones aleatorias[2][3].
La purga de alelos deletéreos puede lograrse a nivel de genética de poblaciones, con tan sólo una única mutación puntual como unidad de selección. En tal caso, los portadores de la mutación puntual perjudicial tienen menos descendencia en cada generación, lo que reduce la frecuencia de la mutación en el acervo genético.
En el caso de una fuerte selección negativa en un locus, la purga de variantes deletéreas dará lugar a la eliminación ocasional de la variación ligada, produciendo una disminución en el nivel de variación que rodea al locus bajo selección. La purga incidental de alelos no deletéreos debido a esta proximidad espacial a los alelos deletéreos se denomina selección de fondo[4]. Este efecto aumenta con una menor tasa de mutación, pero disminuye con una mayor tasa de recombinación[5].

Genética de poblaciones

La teoría de la evolución de Darwin implica las siguientes ideas fundamentales. Las tres primeras ideas ya eran objeto de debate entre los naturalistas anteriores y contemporáneos que trabajaban en el “problema de las especies” cuando Darwin comenzó sus investigaciones.    Las aportaciones originales de Darwin fueron el mecanismo de la selección natural y las abundantes pruebas del cambio evolutivo procedentes de muchas fuentes.    También aportó explicaciones muy detalladas sobre las consecuencias de la evolución para nuestra comprensión de la historia de la vida y la diversidad biológica moderna.
El principal mecanismo de cambio a lo largo del tiempo es la selección natural, que se explica a continuación.    Este mecanismo provoca cambios en las propiedades (rasgos) de los organismos dentro de los linajes de generación en generación.
De una generación a otra, la lucha por los recursos (lo que Darwin denominó la “lucha por la existencia”) favorecerá a los individuos con algunas variaciones en detrimento de otros y, por tanto, cambiará la frecuencia de los rasgos dentro de la población.    Este proceso es la selección natural.    Los rasgos que confieren una ventaja a los individuos que dejan más descendencia se llaman adaptaciones.

Coevolución

La selección natural es una de las formas de explicar los millones de especies existentes en la Tierra. Por ejemplo, la familia de escarabajos Curculionidae (escarabajos de hocico) es extremadamente diversa y se calcula que comprende 83.000 especies.
La selección natural es un mecanismo de evolución. Los organismos más adaptados a su entorno tienen más probabilidades de sobrevivir y de transmitir los genes que han contribuido a su éxito. Este proceso hace que las especies cambien y diverjan con el tiempo.
Se atribuye a Charles Darwin (1809-1882) y a Alfred Russel Wallace (1823-1913) la elaboración conjunta de la teoría de la evolución por selección natural, que publicaron conjuntamente en 1858. Sin embargo, Darwin ha eclipsado a Wallace desde la publicación de El origen de las especies en 1859.
La Biblioteca del Museo alberga la mayor concentración de obras de Darwin del mundo, con 478 ediciones de El origen de las especies en 38 idiomas. Puede conseguir su propio ejemplar de esta famosa obra, basado en una edición original, en la tienda del Museo.
En la época de Darwin y Wallace, la mayoría creía que los organismos eran demasiado complejos para tener un origen natural y debían haber sido diseñados por un Dios trascendente. Sin embargo, la selección natural afirma que incluso los organismos más complejos se producen por procesos totalmente naturales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Más información
Privacidad